martes, 14 de mayo de 2013

El Marketing Guerrilla y su uso por organizaciones sociales

El marketing guerrilla no tiene nada que ver con la venta de camisetas con el rostro del Che Guevara, eso es sólo una divertida ironía. El Marketing Guerrilla es una estrategia publicitaria que se caracteriza por ser poco convencional, creativa y, por sobre todo, económica.

Este tipo de marketing es muy útil para organizaciones sociales, como ongs de Derechos Humanos y ambientalistas, ya que permiten crear campañas de concientización a muy bajo coste, lo cual es importante para las organizaciones sociales, ya que éstas suelen tener un presupuesto muy limitado.

En este sentido, la campaña de concientización del marketing guerrilla pueden ser muy potentes y efectivas. Siempre recuerdo una campaña sobre el alzheimer, que consistía en una persona que se acercaba a otra, un total desconocido. Pero esta persona aparentaba conocer a la otra, le decía su nombre, de donde se conocieron y demás, pero el otro sencillamente no asimilaba la información pues en verdad nunca se habían conocido. Al final, nuestro actor le entrega una tarjeta que dice: "Así se siente una persona con alzheimer". Y ¡Bang! La efectividad es inmediata. La víctima de la jugarreta, muy probablemente, compartirá su experiencia con sus círculo de amigos y familiares, lo que aumenta la posibilidad de donaciones, investigaciones o estudios sobre la enfermedad. (Abajo dejo el video)



En otra compaña sobre las personas que viven en las calles, hubo una campaña muy sencilla que se hizo en EE.UU. durante la época del invierno. Se colocó un cartón y algo de periódico en el piso, junto a algún edificio, y que tenía una lapidaria frase: "¿Te gusta la nieve? Al que duerme aquí no". Otra campaña realizada en una universidad, utilizó la vieja broma de colocar un papel en la espalda con algo escrito a sus compañeros, pero en lugar de incitar a la burla, incitaban a la participación en la comunidad universitaria.

Así, la idea del marketing guerrilla es hacer vivir en carne propia la experiencia que nosotros le queramos transmitir. Esto permite interactuar con el público y conseguir una gran notoriedad. Hasta ahora las empresas son las que más tienden a utilizar este tipo de estrategias, evidentemente con fines comerciales. Sin embargo, como ya vimos con ejemplos anteriores, las organizaciones sociales, con fines humanitarias o no lucrativos, empiezan a utilizar éstas mismas estrategias. Entre las más famosas podríamos incluir Amnistía Internacional y Greenpeace.

Muchos de nosotros -en lo cual me incluyo-, podríamos tener cierta reticencia a la sola palabra "marketing", dado la connotación comercial y consumista que posee, pero entendiendo que como organizaciones sociales tenemos el objetivo de difundir ideas o acciones, nos guste o no, hacemos marketing cada vez que promovemos lo antes mencionado. No hay que dejar a un lado esta potente forma de comunicarnos y transmitir nuestras ideas.

¿Qué te pareció? ¿Ya se te ocurre alguna campaña de marketing guerrilla?

Víctor M. Camacho
Internacionalista, especialista en Derechos Humanos y tecnologías 2.0