miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Qué enseña la Escuela de Derechos Humanos?

Últimamente se hace más común ver noticias relacionadas con cursos y talleres impartidos por la Defensoría del Pueblo, en especial dentro de las comunidades populares y las cárceles de Venezuela. Sin embargo, una pregunta que se nos viene a la mente es: ¿Qué se enseña en estos cursos? Yo mismo participé en uno de ellos entre marzo y mayo de este año, y deseo compartir mi experiencia.

Antes de todo, quiero dejar claro que la Escuela de Derechos Humanos está adscrita la Fundación Juan Vives Suriá, una institución creada por la Defensoría del Pueblo. Esta escuela abre sus puertas a finales de Octubre del 2010, con el fin de "complementar la formación académica y de investigación de diversos profesionales en el campo de la promoción y defensa de los Derechos Humanos, con un enfoque crítico y progresista"[1]. Ellos ofrecen distintos tipos de cursos y diplomados, enfocados en su mayoría hacia los derechos sociales y culturales, como los derechos de los niños, niñas y adolescentes; derechos de la mujer, o derechos de los indígenas, por contar algunos. El curso en el que participé se llama "Curso Básico de Derechos Humanos", el cual se divide en dos niveles. Cada nivel tiene una duración de 20 horas: 4 horas a la semana, una clase por semana, y estas son impartidas en el antiguo Banco Latino en Caracas.

Al curso asistieron personas de diferentes ocupaciones y carreras, entre las que más destacaban: líderes comunitarios o de consejos comunales, abogados, estudiantes de derecho (en su mayoría de la Universidad Bolivariana), funcionarios policiales y militares, y otros funcionarios públicos.

Voy a abordar el asunto por cada una de las clases:

Curso Básico Nivel I:

Clase 1: Concepto de Derechos Humanos.


Quizás desde el punto de vista de la Defensoría del Pueblo esta es la clase más importante. Aquí se enseña que hay 2 visiones de los Derechos Humanos (DD.HH.): la visión tradicional y la visión crítica. La visión tradicional es aquella que dice que los Derechos Humanos son todos aquellos derechos que tiene una persona por el simple hecho de ser persona, con el fin de garantizarle una "vida digna" (recuerden estas negritas), independientemente de factores como el estatus, sexo, orientación sexual, etnia, religión o nacionalidad. Se citaron las palabras de Pedro Nikken: los derechos humanos son las "prerrogativas que son inherentes a la naturaleza humana, que tiene como fin proteger ladignidad del individuo frente al Estado" (Recuerden estas negritas). Del otro lado, la visión crítica, cuestiona esa visión tradicional. Se entiende que la "dignidad", palabra que se puede asociar a la palabra "progreso", es un término muy subjetivo, porque no todos tenemos el mismo significado de dignidad ni de progreso. Puede que para un indígena no hay nada digno en vivir en una jungla de concreto, donde se destruye y explota el ambiente, y prefiera vivir en armonía con la naturaleza que contra ella. En cambio, otro puede pensar que una vida indigna es vivir en la selva, sin comodidades, sin servicios básicos, sin comunicaciones, y matando mosquitos con las manos. Así, se hace entender que la visión tradicional es una visión dogmática o de pensamiento único, puesto que se enmarca en la idea de desarrollo económico occidental, liberal y capitalista, que deja por fuera otros tipos de pensamiento y culturas. Y ellos, para demostrar que el concepto tradicional se enmarca en la teoría liberal, recuerden las negritas "dignidad del individuo", es decir, que sólo en el enunciado hay una preponderancia del individuo sobre el colectivo. De este modo, la visión crítica -postulada por el gobierno nacional- se declara defensora de los derechos colectivos: de los económicos, sociales y culturales. Esta visión fue incluso resaltada el pasado 7 de Octubre en el Examen Periódico Universal (EPU) ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por parte del Procurador General, Carlos Escarrá:
"El Poder Público y la sociedad en Venezuela, se encuentran comprometidas con una cosmovisión de los derechos humanos donde es importante por convicción y por historia, los derechos fundamentales en su visión individual tales como el derecho a la vida, a la integridad y libertad personal, a la igualdad, a la libertad de expresión, entre otros; pero igualmente, como proyecto de país y, sin hacer distingos, existe una visión colectiva de los derechos humanos que significa, el desarrollo de la educación, la salud, el deporte, la cultura, en fin en los sectores esenciales para el desarrollo del pueblo venezolano. Esta visión colectiva de los Derechos Humanos adquiere mayor sentido cuando hablamos del Estado Social de Derecho, porque ha existido, existe y existirá una opción preponderante e inquebrantable para reconocer e incorporar a aquellos que han sido tradicionalmente excluidos"..."Precisamente en la reafirmación de Estado Social, Democrático y Participativo surge como protagonista esencial el pueblo, quien es el encargado de impulsar, velar, ejecutar y controlar las políticas públicas necesarias para su propio desarrollo, con una visión inexorablemente colectiva donde el individuo es sujeto fundamental de protección, pero adquiere mayor relevancia en su perspectiva colectiva, en justa consonancia con los valores socialistas consagrados en nuestra Carta Magna"[2].
En cierto modo, este preponderancia entre los derechos individuales y colectivos es un debate desgastado del periodo de la Guerra Fría, y actualmente se entiende que los DD.HH. son interdependientes, y ninguno es más importante que otro. A pesar de todo, no se llegó a un concepto concreto de DD.HH., sino que se limitó a criticar a los conceptos establecidos, incluso se abre a la posibilidad de que los DD.HH. no son solamente violados por el Estado, sino también por empresas o particulares. Las críticas a las organizaciones de derechos humanos también salieron a relucir, así como también algunas alabanzas a las políticas del gobierno. Así que la parcialidad no sólo es obvia, sino que ni se intenta disimular.

Clase 2: Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.En mi opinión, esta fue una de las clases más interesantes, en especial porque mis conocimientos al respecto eran muy pocos. Se enseñan las dos principales corrientes: la doctrina de la situación irregular; y la doctrina de la protección integral, que inició en el país a partir de la Constitución del 99 y la LOPNA. Pero la parte más importante de esta clase es que se exponen las características de las leyes al respecto y las diferentes instancias a las que las personas pueden acudir en caso de violación de derechos.

Clase 3: Derechos de las mujeres.Una clase muy parecida a la de los derechos del niño, pero con una perspectiva de género. Se abordaron algunas teorías feministas, el ordenamiento legal y las diferentes instancias a las que pueden acudir las víctimas del problema de género.

Clase 4: Actuación policial.Esta clase fue interesante porque es la primera vez que se abordan los derechos civiles. Se exponen el "deber ser" de la actuación policial y su relación con los derechos humanos. Me es importante resaltar que dentro del grupo participante en el curso, muchos expresaron sus disgustos y desconfianzas de las policías, sin importar su matiz político o ideológico.

Clase 5: Derecho de petición.El derecho de petición es, de acuerdo al artículo 51 de la Constitución: "el derecho de representar o dirigir peticiones ante cualquier autoridad, funcionario público o funcionaria pública sobre los asuntos que sean de la competencia de éstos o éstas, y de obtener oportuna y adecuada respuesta". En esta clase se hizo mucho énfasis en la distinción de los órganos del poder público, debido a que muchas de las peticiones de los ciudadanos están dirigidas al presidente de la república cuando, por ejemplo, el problema en realidad puede y debe ser solucionado por el alcalde. Por supuesto, todo esto quedó en la teoría, porque la realidad es muy distinta. Recordemos el caso de PROVEA, que demandó a la presidencia por no dar respuestas sobre las razones del cambio continuo de ministros en el despacho de Vivienda y Habitat, y el TSJ respondió que el presidente no estaba obligado, porque desviaría la atención del ejecutivo a "lo verdaderamente importante" [3]. En esta clase se llegó a un concepto concreto de DD.HH.: "son las necesidades básicas que el Estado debe satisfacer". Si es así, entonces cada vez que se va la luz, ¿Por qué la defensoría no acusa el Estado como violador de derechos?

Curso Básico Nivel II:
Clase 1: Derecho a la igualdad y no discriminación.No es del todo cierto aquella creencia de que en Venezuela no existe racismo, ni mucho menos sexismo. Esta clase se enfocó en cómo en nuestra propia cultura, incluso en nuestro propia lenguaje, está marcado con pensamientos racistas, machistas, homofóbicos, y hacia personas que sean diferentes, y la idea es superar esta forma de pensar.

Clase 2: La defensa ante detenciones arbitrarias e ilegales.Si esto fuera el EPU, probablemente el alto gobierno diría que esta clase es una calumnia, porque eso sería reconocer que aquí se practican detenciones arbitrarias (¿María Afiuni?)[4]. Pero dejando a un lado eso, esta clase es importante porque se explican los requerimientos y pasos en durante una detención, y los mecanismos de defensa en caso de una detención arbitraria. Es de recordar que habían varios funcionarios militares y policiales presentes en el curso, y no sólo importa que el ciudadano de a pie conozca esto, sino también los funcionarios públicos encargados de la seguridad.

Clase 3: Los derechos comunicacionales de los usuarios de radio y televisión en la Constitución y la Ley RESORTE.La charla en esta clase estuvo enfocada, por un lado, hacia la cultura consumista y banal que propagan los medios de comunicación, y por el otro, a las responsabilidades que ellos tienen para con la sociedad. Con esto último, se hizo un corto análisis de la Constitución y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Ley RESORTE). Algo a resaltar en las opiniones de los asistentes, era que la mayoría pensaban que tanto los medios oficiales como los privados, no ofrecen una información balanceada. Incluso, hubo quejas de líderes comunitarios que, aunque se sienten identificados con el gobierno, demostraron su decepción cuando el único medio de comunicación que responde a las denuncias de los problemas de la comunidad es Globovisión, en lugar de Venezolana de Televisión (VTV), que aún se sigue llamando "el canal de todos los venezolanos".

Clase 4: La protección laboral de las familias, maternidad y paternidad en la Constitución y la legislación.Esta clase estuvo dirigida a explicar todos los derechos laborales que gozamos de acuerdo a nuestra legislación, así como también a las instituciones que podemos acudir en caso de que estos derechos nos sean vulnerados. Esta clase, al igual que otras, sólo quedó en la teoría, a pesar de que muchas de las protestas que ocurren en el país son por motivos laborales (De acuerdo al Observatorio de Conflictividad Social, los derechos laborales representan el 40% de las protestas del país en lo que va de año [5]).

Clase 5: El Derecho a un ambiente sano.Por alguna razón tenía muchas expectativas con esta clase, y pensé que se abordaría la legislación y las instituciones encargadas del tema ambiental en el país, pero estuvo limitada más al debate entre la actividad económica y la destrucción ambiental. Es importante conocer como nuestras actividades afectan al ambiente, y por ende, a nosotros mismos. Sin embargo, me hubiese gustado que se abordaran las funciones, e incluso los logros del Estado en esta materia.

En términos generales, puedo decir que el curso es bueno, ya que se abordan distintos temas que deben ser del conocimiento público, se nota que sus facilitadores están bien preparados, e incluso, para los que puedan estar preocupados por la ideologización, ese tema se tocó muy poco, y apenas en un par de clases. Asumo que esto es una forma de respeto hacia los presentes. Sin embargo, las diferencias entre lo que se predica y la realidad es abismal. Y sólo por poner un ejemplo, en estas clases se enseña que los tratados internacionales sobre DD.HH. tienen carácter constitucional y "prevalecen" en el orden interno, tal cual se expresa en el artículo 23 de la Constitución Nacional, pero irónicamente la misma Defensoría del Pueblo ya ha desestimado varios fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que son de obligatorio cumplimiento para el Estado. Educar a las personas en derechos humanos es una excelente iniciativa que quizás pocos gobiernos animan, ¿pero cómo queda si no se es consecuente entre lo que se predica y en lo que se practica?

FUENTES:
[1] Defensoría del Pueblo inaugura primera Escuela de Derechos Humanos en el país http://www.aporrea.org/ddhh/n168640.html
[2] Intervención del Procurador General, Carlos Escarrá, en el EPU: http://www.epuvenezuela.gob.ve/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=24&Itemid=&lang=es
[3] Caso derecho de petición a Presidente Chávez:http://www.derechos.org.ve/2011/04/07/caso-derecho-de-peticion-a-presidente-chavez/
[4] ONU pide finalizar "detención arbitraria" de la jueza Afiuni http://www.el-carabobeno.com/nacional/articulo/9663/onu-pide-finalizar-quotdetencin-arbitrariaquot-de-la-jueza-afiuni
[5] "Defensoría del Pueblo es cómplice de la criminalización de la protesta". http://eltiempo.com.ve/venezuela/entrevista/defensoria-del-pueblo-es-complice-de-la-criminalizacion-de-la-protesta/32230

jueves, 24 de noviembre de 2011

El Hambre en Somalia

Estas fue una serie de preguntas que me hicieron en una entrevista virtual sobre el hambre en Somalia.

1. ¿Cuáles son las causas principales de esta hambruna?
En un primer término, la causa directa de la hambruna es la recia sequía que afecta al Cuerno de África, que ya muchos catalogan como la peor en 60 años. En el trasfondo, podemos ver que el conflicto interno, las luchas armadas, un sistema económico destruido, la tardía respuesta internacional y la falta de financiación para la ayuda humanitaria, el aumento de los precios de los alimentos, la ausencia de una institucionalidad estable en el país, son los factores determinantes en la crisis.

2. ¿Cómo afecta el desplazamiento de la población hacia otras regiones del cuerno de África en el panorama de las relaciones internacionales?
La mayoría de las personas han intentado escapar de la crisis cruzando la frontera sur con Kenia, donde a mediados de Julio se calculaba que había alrededor de 240.000 personas en los campos de refugiados, cuando la capacidad de atención de dichos campos es de apenas de 90.000 personas; y el resto, se ha dirigido hacia Etiopía. Esto traslada la responsabilidad del Estado somalí en la protección de sus ciudadanos a sus Estados vecinos, quienes deben ser los que garanticen la debida alimentación, la salud (como brotes de epidemias) y la seguridad de los refugiados. Ni Etiopía ni Kenia no sólo no están preparadas con los recursos suficientes para lidiar con una situación así, sino que también debe lidiar con la grave sequía que también los afecta a ellos.

3. ¿En qué condiciones viven los somalís en la actualidad?
Debido al conflicto, la infraestructura del país es muy frágil, y los servicios básicos no están garantizados. Somalia mantiene una economía informal, basada en la ganadería y la agricultura, y en la transferencia de remesas. Al existir este grave problema de sequía, la poca producción nacional se debilita, afectando la calidad de vida de las personas. Así, la condición de la población actual es de desesperación. Muchos lugares ya son inhabitables, debido a la carencia de agua y alimentos, por lo que no queda más remedio que huir.

4. ¿Cómo afecta la falta de alimentos a la población infantil?
De acuerdo a la ONG Save The Children, la tasa de desnutrición infantil ha llegado al 30% en Somalia, y cercanas al 50% en el sur del país. En cambio, de acuerdo a la organización Médicos Sin Fronteras, se están tratando más de 10.000 casos de malnutrición en niños en los centros de alimentación y clínicas. Incluso, desde hace unos meses ronda por los medios de comunicación la imagen de Minhaj Gedi Farah, un niño de 7 meses que, con un cuerpo esquelético y desnutrido, llegó a uno de los campos de refugiados, después de días de caminar junto a su familia. Esa imagen se ha convertido ahora en la imagen del hambre en Somalía.



5. ¿Qué datos epidemiológicos puede aportar producto de la hambruna?
Las epidemias y enfermedades producto de la crisis se han dado principalmente en los campos de refugiados en Kenia y Etiopía. El sarampión ha estallado en los campos de Dadaab, Kenia. Tanto Etiopía y Kenia están enfrentando severas epidemias de esta enfermedad, atribuidas en parte a esta crisis de refugiados. Las estadísticas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) ubican al número de niños en riesgo de contagio a 2 millones. Esta también declaró que casi 9 millones de personas están en riesgo de contraer Malaria, y 5 millones de Cólera, en Etiopía, debido a las condiciones insalubres y de masificación.

6. ¿Cuáles son los intereses que provocan la politización de las organizaciones internacionales que no permiten frenar la hambruna?
Las organizaciones internacionales, como la OMS, la FAO, etc, no son ajenas a la política. Tenemos que tener en cuenta que esta organización depende en gran medida de la financiación de los EE.UU., quien desde hace una década inició una lucha contra el terrorismo. Y siendo la milicia islámica Al-Shabab, quien controla una buena parte del territorio somalí, y catalogada como un grupo terrorista vinculado a Al-Qaeda, los estadounidenses se muestran muy aprensivos a la hora de otorgar una ayuda o financiamiento que pudiera caer en las manos de estos grupos. De ahí que la financiación sea una de las cosas más complicadas a la hora de llevar la ayuda humanitaria.

7. ¿Por qué las guerrillas internas en Somalia actúan en contra de los voluntarios de las organizaciones internacionales?
Al-Shabab es el grupo armado que posee gran parte del control del territorio somalí. Este no sólo es un grupo islámico, sino que también es nacionalista. Ellos ven en la ayuda internacional, no sólo un intento de injerencia extranjera sobre sus asuntos internos, sino también un intento de invasión de la cultura occidental, la cual es cristiana y liberal. Por ello, sus principales líderes califican a los voluntarios de actuar como “espías” con una agenda política, hasta el punto de argumentar que dicha hambruna no existe, y que los medios de comunicación, organizaciones internacionales y ONGs exageran la situación del país. Es por esta razón que este grupo rechaza e intimida a todo intento de ayuda internacional.

8. ¿Cree usted que los fondos de la ONU distribuidos entre las diferentes organizaciones de ayuda como el Programa Mundial de Alimentos o el Fondo de emergencia son suficientes? (por qué).
No, existe una severa falta de financiación de la ayuda internacional. De acuerdo a un informe presentado en Julio por Naciones Unidas, se han requerido alrededor de 2,5 mil millones de dólares para la ayuda humanitaria, pero de estos sólo mil millones de dólares fueron entregados. Además de esto, hay que tomar en cuenta el factor de la corrupción, puesto que el año pasado se acusó al PMA (Programa Mundial de Alimentos) de que el 50% de la ayuda no llega a su destino, terminando en manos de contratistas corruptos, de los grupos islamistas radicales o incluso a los bolsillos de socios o trabajadores locales de la ONU. Y esto, en un Estado tan inestable como Somalia, es difícil de evitar.

9. ¿Cree usted que la población somalí recibe ayuda en su totalidad demográfica? (por qué)
No, la ayuda no llega a toda la población. Además de los problemas de financiación, existen graves problemas logísticos para la distribución de la ayuda, y aunándose a esto la inseguridad que existe por el atropello de los grupos armados contra todo tipo de ayuda internacional. Incluso, en agosto, la ONU inició una investigación por el robo de sacos de alimentos con el emblema del PMA. Todo esto son factores que afectan el destino de la ayuda.

10. Pregunta prospectiva: ¿Cree usted que se podría generar otra hambruna similar en los próximos años?
Sí, de hecho, ya se estima que a corto plazo, para el año 2012, la sequía persistirá a causa del fenómeno climático La Niña. Aun así, dejando los factores climáticos a un lado, si en los próximos años continúan creciendo los precios de la comida, si continúa la baja producción agrícola, y si persisten las restricciones en la acción humanitaria fijadas por grupos armados como Al-Shabab, entonces otra hambruna como la que se vive hoy, será muy posible en los próximos 5 años.
Para los que les pueda interesar, estas son mis fuentes:

FUENTES:

martes, 5 de julio de 2011

¿Y si Chávez se nos va?

Quizás sea morboso plantear escenarios donde la existencia del actual presidente venezolano no sea más... Pero, por suerte, este blog es morboso.

Este planteamiento no es nada nuevo, en especial dentro del chavismo, ya que al parecer a algunos se les olvidó que Chávez no es inmortal, y con la reciente noticia de que el presidente venezolano padece de cáncer -en algún lado de su "zona pélvica"-, esto se hace aún más necesario plantearlo.

El "Chavismo sin Chávez" se plantea desde las filas del chavismo desde hace tiempo, aunque quizás muy discretamente, porque para el chavismo ortodoxo esto es motivo de anatema (Y no sería raro que alguno me acuse de magnicidio o de que deseo con tantas ansias la muerte del susodicho que se me hace agua la boca, por sólo plantear la posibilidad).

Antes que nada, quiero dejar claro que existen distintos tipos de chavismo, ya que es un error mostrar un mundo lleno de colores tan sólo en blanco y negro. La sociedad venezolana no se divide únicamente en "oficialismo" y "oposición", y dichos grupos ni siquiera son homogéneos. La verdad, creo que el chavismo tiene muchos matices, que van desde el chavismo ortodoxo, donde Chávez es Dios por antonomasia, y la ideología es lo de menos, es decir, son personas que no sienten ninguna afinidad hacia las teorías marxistas, pero que aun así, todo lo que realiza el gobierno nacional, es visto como algo "bueno" -aunque sea "malo"-; existe unchavismo ortodoxo comunista, donde Chávez no sólo es un Dios, sino que Dios es comunista, es decir, es muy parecido al punto anterior, pero con fuertes afiliaciones marxistas (Estas suelen ser las más cercanas al presidente); existe un chavismo sin Chávez, que suelen ser personas que abrazan las ideologías de izquierda, pero que ven a Chávez como un mal necesario, y una pieza clave en la lucha contra el imperialismo y la construcción del socialismo (este es, por decirlo de alguna manera, el chavismo más inteligente que conozco); y un chavismo light, más fácil de reconocer, que son personas que apoyan al señor presidente sin llegar al extremismo, y su tendencia es más personalista que ideológica, y lo apoyan no porque sea socialista, sino porque "les cae bien" y porque les "caen mal" los políticos opositores, porque tienen resentimientos hacia los gobiernos anteriores, y todo esto a pesar de que no estén de acuerdo con todo lo que el gobierno hace, y aunque no necesariamente se han visto muy beneficiados por este gobierno; también debería hablarse de una "boliburguesía", que son sencilla y llanamente aquellas personas que son chavistas porque se han ganado "una pelota de plata" con este gobierno; y un chavismo "pay per vote" (Pago por votar), que suelen ser aquellas personas cuyo sueldo y supervivencia (misiones sociales, becas, ayudas del gobierno, seguro social, etc.) depende de que sean -o simulen ser- chavistas. Supongo puede existir más tipos de chavismo, y no son necesariamente excluyentes, pero esos son los que he podido verificar con mi propia experiencia.

Sin embargo, no vine a decir cual de todos esos "chavismos" es el mejor, sino a plantear escenarios futuros, y el único de los anteriores que lo discute, es el chavismo sin Chávez. Este chavismo, exclusivamente de izquierda, pero que no sienten agrado por el acentuado personalismo que existe, ya que saben que de ocurrir algo "inesperado", no hay dentro del chavismo quien reemplace la candidatura del presidente, y de ese modo, todo lo que ha hecho y logrado la "revolución bolivariana", posiblemente se venga abajo.

Aunque ya la mayoría de los opositores vaticinan que el chavismo se derrumbará si Chávez no es candidato, eso no es necesariamente cierto. Cuba es un buen ejemplo de gobierno personalista, cuya política giraba alrededor de Fidel Castro, y sin embargo, ya no es presidente, y todo sigue relativamente igual en Cuba. Como una buena parte de la población del país depende de las dádivas de este gobierno, mucha gente se sentirá impulsada a apoyar la continuación de las políticas, a pesar de que sea en ausencia de Chávez. Es decir, esto es algo que afecta a todos los tipos de chavismos que mencioné, ya sea por convicción o por conveniencia. Y si los chavistas hacen una campaña electoral basada en este principio -algo que ya han hecho y harán-, aunque sea con otro candidato diferente de Chávez, su unidad se mantendrá bastante fuerte. Empero, el personalismo alrededor de una única figura ha sido el gran error de esta "revolución bolivariana", en especial si quiere mantenerse a lo largo del tiempo. Tal es así, que muchos chavistas, quizás muy inocentes, plantean que las "personas cercanas" a Chávez lo mantienen engañado y alejado de muchos problemas del país. Esos tipos de chavistas son los que entran en las categorías de chavismo light y chavismo pay per vote, que representarían al grupo mayoritario. Estos grupos confían en el presidente, más NO confían en sus allegados... Pues, ¿Quien podría engañar al presidente más que su gabinete, su partido y personas de confianza (y posibles candidatos)? Y si el chavismo no es capaz de disipar estas "desconfianzas" entre la gente y los principales personajes del chavismo, la continuación de la revolución bonita se hará más complicada.

Lanzándome a adivinar, el mismo Chávez empezará a buscar personalmente a su sucesor, y el mismo le regalará la "publicidad" con alabanzas, cual madre orgullosa que le busca novia a su hijo soltero. Lo más seguro es que termine delegando la enorme carga de una revolución en las manos de su hermano, Adán Chávez, del mismo modo en que lo hizo Fidel con su hermano Raúl. Sin embargo, a diferencia de Cuba, Venezuela es una democracia, así que todo quedará a merced de las reacciones de un pueblo ante la disyuntiva de confiar en líderes corruptos, de la posibilidad de perder la continuidad de las políticas implementadas (por ejemplo, las misiones) y de la seria convicción en un proyecto político que llamaron "socialismo del siglo XXI".

Sin Chávez, el chavismo tiene menos esperanza, y la abstención será más peligrosa para ellos que el imperialismo Yankee y sus lacayos.



jueves, 26 de mayo de 2011

Análisis de las sanciones de EE.UU. a PDVSA

Actualmente, los chavistas hacen un nuevo alboroto por "la nueva arremetida del imperialismo yankee contra la patria de Bolívar, el Libertador" y entre otras sandeces más. Y esto es por las sanciones dadas por el gobierno estadounidense en contra de la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA). Y aunque el escándalo ha estado centrado alrededor de la petrolera, también se ha sancionado a una segunda empresa, y esa es a la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), por la compra de material misilístico a Irán y la posible venta de explosivos a dicho país.

Entre las empresas sancionadas están: la naviera Tanker Pacific, de Singapur; 2) Ofer Brothers Group, de Israel; 3) Associated Shipbroking, de Mónaco; 4) Petrochemical Commercial Company International, de Jersey e Irán; 5) El grupo Royal Oyster de Emiratos Arabes Unidos; 6) Speedy Ship, de Emiratos Arabes Unidos e Irán y 7) Petróleos de Venezuela (PDVSA). Siendo que, claramente, está última es la empresa más grande e importante de toda la lista (PDVSA fue calificada en el 2005 como la tercera empresa petrolera a nivel mundial, sólo superada por Saudi Aramco, de Arabia Saudita; y por ExxonMobil, de Estados Unidos).

Según la misma Secretaria de Estado, Hillary Clinton, “Las sanciones que hemos impuesto a Pdvsa le prohíben a la compañía competir por los contratos del Gobierno de Estados Unidos, financiamiento del Banco de Comercio de Exterior estadounidense y el otorgamiento de licencias”. Sin embargo, dejó claro que “Estas sanciones no aplican a las filiales de Pdvsa y no prohíben la exportación de crudo a Estados Unidos”. Pero si lo analizamos realmente, el asunto se ha maximizado exageradamente, puesto que las sanciones aplicadas a PDVSA no son tan graves como las aplicadas a otras empresas, a quienes se les restringió totalmente la posibilidad de exportar a Estados Unidos o hacer alguna transacción financiera desde o hacia un banco en esa nación.

La cuestión se ha sacado de proporción, que puede ser aprovechada de distintos modos tanto por parte del oficialismo como de la oposición. Por el lado de los chavistas, para ellos esto es una nueva muestra de como los EE.UU. ataca sistemáticamente a Venezuela con el fin de desestabilizarla. Del lado opositor, es otra muestra más de como este gobierno se hace cómplice de países autoritarios que sólo traen malas consecuencias para este país. A pesar de todo, tantos los diputados opositores como los oficialistas, rechazaron la medida contra la más importante industria del país. Sin embargo, la medida realmente no afecta en nada las condiciones actuales de la petrolera, lo único que se impide, es que haya inversiones futuras con la petrolera estatal venezolana y se le impide cualquier contrato con los EE.UU. (la medida no afecta a las empresas mixtas radicadas en el país, ni a sus filiales, incluyendo a CITGO).

Como siempre, se acusa a los EE.UU. de una actuación imperialista que viola la independencia y soberanía venezolana, y no sólo eso, el gobierno venezolano considera que es una medida ilegal, unilateral y violatorio del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas. Pero, vamos punto por punto: ¿Se viola la soberanía venezolana? Pues los EE.UU. no es ningún país de santos ni ángeles (Es un país que ha hecho todo lo que quiere, y se ha salido con la suya), y está claro que es una medida intimidatoria por parte de los gringos para que Venezuela repiense sus relaciones con lo que EE.UU. considera parte de su lista negra de países. Pero, ¿Acaso eso impide que Venezuela siga teniendo relaciones con Irán o con el que país que desee? No, realmente no se lo impide. Por lo tanto, aunque sin duda es una amenaza o advertencia de los EE.UU hacia Venezuela, no se ha violado su soberanía.¿Es un intento de influir en las decisiones soberanas venezolanas? sí lo es, pero influir no implica violación. Es como un intento de homicidio, más no es un homicidio, sería la mejor analogía. Ahora bien, ¿La medida es ilegal? Pues la medida sólo incurre en no permitir que ninguna entidad estadounidense financie o colabore con PDVSA, es decir, realmente afecta sólo dentro de territorio estadounidense y a sus entidades (Y en Venezuela sólo afecta a PDVSA), y siempre y cuando esto se haya aplicado de modo legal en los EE.UU., no se me ocurre cómo puede ser eso ilegal. ¿Es ilegal por que no me gusta? Otro punto: ¿Es una medida unilateral? Sí, claro que sí. A veces se nos olvida que las grandes potencias también tienen su propia soberanía, y que tienen el derecho de tomar medidas unilaterales dentro de su propia territorio. ¿Viola el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas? La mencionada carta, en su primer artículo, numeral 2, expresa como propósito de la ONU:
"Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal;"
Y en su segundo artículo, numeral 4, la carta reza:
"Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas".
Y cómo dije anteriormente, que la sanción es una clara medida intimidatoria, entonces sí viola la Carta de la ONU porque tiene el fin de afectar la independencia política venezolana, cosa que la carta llama la "libre determinación de los pueblos". Después de todo, el Estado venezolano tiene todo su derecho de negociar lo que sea con quien le plazca (Irónicamente, no vemos a EE.UU. sancionando a ninguna empresa estadounidense y europea que llegó a negociar con el régimen libio). Sin embargo, como dije anteriormente, la sanción es una medida soberana de los EE.UU. dentro de su propio territorio, que no tiene nada de ilegal de acuerdo a sus leyes... Y por más organismos internacionales o foros multilaterales que existan, esto no hará cambiar nada si, en palabras vulgares, a los EE.UU. no les da la gana.

Ahora la parte divertida. Todas estas acusaciones que el gobierno venezolano tacha a los EE.UU., también las ha hecho contra otros países. El ejemplo perfecto es el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia, Perú y los EE.UU en el año 2006. Una vez enterado de dicho tratado, el gobierno nacional venezolano dijo que se retiraba de la Comunidad Andina, a menos que Colombia y Perú desistieran de dichos tratado. Si lo vemos bien, esa también es una medida unilateral que tiene como fin afectar la independencia política colombiana y peruana a través del uso de amenazas. ¿Es una medida ilegal por parte de Venezuela? No, es perfectamente legal que el Estado venezolano se retire de la Comunidad Andina. ¿Viola la Carta de las Naciones Unidas? Sí, puesto que el Estado venezolano utilizó la amenaza para afectar la independencia política colombiana y peruana. Del mismo modo ocurrió cuando el gobierno colombiano anunció que fuerzas militares estadounidenses utilizarían bases militares colombianas en el 2009. Ante esto, el gobierno venezolano protestó enormemente, cosa que contradice la soberanía e independencia política colombiana de decidir si quiere o no militares yankees en sus bases. Si Venezuela respeta la "libre determinación de los pueblos", entonces no puede hacer más que emitir una preocupación. Sin embargo, nuestro presidente llegó a incluso a hablar de vientos de guerra con Colombia, que también contradice la Carta de la ONU. Además, de acuerdo a una Resolución de las Naciones Unidas del 9 de Junio de 2010, está prohibido la comercialización de armamento con Irán, y como ya vemos, ahí está la sanción a CAVIM. Estas acusaciones del gobierno venezolano hacia EE.UU. son, como dice un dicho venezolano: "Cachicamo diciéndole a morrocoy conchudo".

Se habla de que las sanciones a PDVSA son un intento de desestabilizar a Venezuela, sin embargo, podemos ver que entre las empresas sancionadas están Ofer Brothers Group, de Israel, y Associated Shipbroking, de Mónaco. Entonces, ¿Eso quiere decir que los EE.UU. también quiere desestabilizar a un pequeño país europeo (Mónaco) y a su principal aliado en Medio Oriente (Israel)? En especial, ¿Por qué querría EE.UU. desestabilizar a Israel? De hecho, el gobierno venezolano debería darle las gracias a los gringos, puesto que me resulta muy irónico que los chavistas exigen que se les devuelvan sus privilegios capitalistas de acceder al sistema neoliberal petrolero Yankee.

El problema de fondo es Irán. EE.UU. quiere es asfixiar a Irán con esta medida, y no es un ataque directo contra Venezuela, quien sucede que se encuentra en el medio. Como dije, esto esto es sólo un modo de exagerar el tema, para empezar a calentar las calles de cara a las elecciones del 2012, y para hacer olvidar otros problemas más críticos por los que atraviesa el país, o incluso, para poder volver a unir a la izquierda radical del país, dividida por la extradición de Joaquín Pérez Becerra.

En fin, como escuche decir a un compañero, para quien es un verdadero anticapitalista, poco importa una sanción a una transnacional, aunque sea esta PDVSA.

sábado, 12 de febrero de 2011

¿Qué se aprendió de Egipto?

Lo más importante que podemos aprender de los recientes acontecimientos en Egipto es que el deseo de libertad es contagioso. Todo empezó cuando un tunecino se quemó a lo bonzo como forma de protesta contra la situación económica y política que se vivía en su país. La reacción del pueblo tunecino no se hizo esperar, y el presidente Ben Alí salió del poder a los pocos días de iniciar las protestas. Como un efecto dominó, las protestas llegaron a uno de los países más importantes de Medio Oriente: Egipto.

Con lo de Egipto se aprende de una vez por todas que la sólo existencia de elecciones periódicas no quiere decir que exista una democracia. En Egipto el periodo presidencial es de 6 años y sin límite de reelección. Sin embargo, en las elecciones de ese país sólo se presentaba un único candidato, quien obviamente era Hosni Mubarak. También se hacían elecciones parlamentarias, donde incluso la oposición poseía algunos escaños. Pero aun así, eso no quiere decir que no haya sido una dictadura. La capacidad de elegir no hace que un hombre sea libre, del mismo modo en que un perro con correa puede elegir donde orinar. En la misma temática, la presencia de grupos opositores y medios de comunicación adversos al régimen tampoco quiere decir que en el país haya existido una democracia. Esto es un argumento muy común de los regímenes totalitarios, que suelen argumentar a su favor que existen plenas libertades dado que los grupos opositores se pueden expresar. Pero la libertad es más que la capacidad de hacer, eso es tan sólo la mitad de lo que significa. Ser libre es no ser perseguido o castigado por expresarte o por vivir como deseas vivir. Libertad significa vivir sin temor a ser castigado o perseguido. (Si crees que el castigo es algo muy importante en la sociedad, entonces no puedes ser partidario de la libertad... Lo cual no tiene nada de malo, así te ahorras una palabra en tu vocabulario).

Las protestas en Egipto fueron acéfalas. No tenían un líder claro. Eso demuestra que los líderes NO son necesarios para lograr el cambio político y social. Lo único que se necesita es comunicación, bien sea a través de redes sociales, de mensajes de texto, de graffitis en las paredes o gritar por las calles, y sin olvidar, a nosotros mismos. Las protestas en Egipto fueron un movimiento social y no político. A pesar de que participaron los partidos políticos del país, estos no tenían el control de la misma. Fue de una lucha estrictamente social, por reivindicaciones políticas, económicas y sociales, que no buscaba promover los intereses de ningún líder, de ningún partido, ni grupo religioso, ni potencia extranjera.

Los demás países y gobiernos también aprendieron algo de Egipto. Los países árabes, como Yemen, Argelia, Jordania, Marruecos, Arabia Saudita, empezaron a poner sus barbas en remojo. A partir de lo de Túnez y Egipto, estos países empezaron a hacer concesiones económicas y políticas con el fin de reducir los riesgos de unas protestas masivas tumba gobiernos. Y ahora es probable que sufran el mismo destino.

La hipocresía de EE.UU. y Europa sobre el tema de Egipto es imposible de dejar de lado. Dado que ambos suelen cargar un verbo que hace alusión a libertad, la paz y los Derechos Humanos, pero que en el pasado apoyaron al gobierno de Mubarak (Egipto es el segundo mayor receptor de armas provenientes de EE.UU., después de Israel). Mubarak representaba "estabilidad" tanto para EE.UU como Europa. Recordemos que a través del canal de Suez es por donde transita la mayor parte del petróleo que abastece a Europa y al resto del mundo. De ocurrir algo malo en Egipto, que pudiera provocar el cierre del canal, los precios del petróleo se dispararían, ya que esto implicaría tomar otras rutas y un coste de transporte más elevado. Y eso tan sólo lo más relevante en la parte económica. En lo político, la incertidumbre que se genera sobre el próximo gobierno de Egipto genera mucha zozobra. De instalarse un gobierno de tendencia islámica, se abre la posibilidad de un conflicto con Israel, o incluso con EE.UU. Esto sería bueno desde el punto de vista palestino, dado que les permitiría cruzar felizmente la frontera con Egipto. Lo único justo que hay que reconocer a los EE.UU. es que dieron la respuesta más contundente entre todos los países desarrollados... y tarde, muy tarde.. pero la hicieron [1].

La izquierda ha tenido otra reacción al respecto. Se muestran contentos con lo sucedido en Egipto, dado que con ello los EE.UU. ha perdido a uno de los aliados más importantes en la región. Está claro que prefieren que el próximo gobierno sea anti-estadounidense, aun con los riesgos que podría traer eso de "anti-estadounidense" en el mundo islámico. Aquí es donde entra la hipocresía de la izquierda, ya que por aquellos lados el sentimiento anti-americano se expresa más fuerte en los grupos islámicos, tal y cómo lo vemos en Irán, Palestina. Apoyar a ese tipo de grupos podría implicar volver a las costumbres arcaicas de las leyes islámicas, que van desde cortar la mano a los que roban a que toda mujer se vista con sábanas negras por toda la eternidad. Eso sería violatorio de los derechos humanos y de la igualdad y libertad que dicen promover la izquierda.

En Egipto no hubo realmente un cambio de régimen. Quizás Mubarak renunció, pero "su gente" -una junta militar- sigue en el gobierno. Lo cual deja mucho que desear. Eso sería como conseguir que Hitler renuncie al poder, pero que Joseph Goebbels, su jefe de propaganda, se quede "mientras tanto" en el poder... De hecho, así ocurrió, sólo que Goebbels se suicidó.

Del futuro de Egipto sólo se puede especular. De lograrse la transición a un nuevo gobierno, en lo personal, dudo que llegue al poder algún grupo islámico (el gran temor occidental). La juventud de Egipto -la gran mayoría- no está acostumbrada a ese modo de vida, y se inclinarán más al estilo de vida occidental. Pero... ¿Quien sabe? Las minorías tienden a hacer dos cosas: hacerse con el poder o ser aplastados. El futuro dirá...

NOTAS:
[1] http://elpaso.holaciudad.com/notas/133601-obama-pide-mubarak-que-la-transicion-egipto-comience-ahora